Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/15035
PREOCUPACIÓN POR LA ESCASA DEMANDA

Colectivitos: trabaja solo el 40 % y se aguarda reactivación para septiembre

Transportistas escolares esperan una mayor presencialidad en la primaria para sumar clientes. Por el momento, siguen cobrando cuotas semanales.

Crédito: República de Corrientes

Con la alternativa cierta de que se intensifique la presencialidad en los colegios primarios de Corrientes, los transportistas escolares se encuentran expectantes ante la posibilidad de una reactivación al menos parcial de la actividad. Es que, desde la aplicación del sistema de burbujas por la pandemia, el sector tuvo una marcada merca con respecto a los clientes. 

Consultado sobre esta situación, el referente del sector Pedro Abas dijo ayer a República de Corrientes que “esperamos que con esta posibilidad se reactive al menos un poco nuestro trabajo, porque venimos con serias complicaciones desde hace bastante tiempo”. 

De esta manera, los transportistas escolares esperan la confirmación oficial y también conocer cómo se aplicará en cada escuela de la capital. En este sentido, Abas expresó que “tendremos que ver, todavía no nos comunicaron nada, pero sería una muy buena noticia para nosotros”.

Hasta el momento, y desde que se inició el ciclo lectivo, los colectivitos vienen aplicando una metodología distinta de trabajo, adaptada a la situación sanitaria. Así, no solo debieron ajustar recorridos y horarios, sino también el pago de la cuota. En tanto, hay un porcentaje importante que decidió no trabajar en estas condiciones por la escasa rentabilidad. 

Al respecto, Abas señaló que  “hay cerca de 50 transportes escolares en la ciudad y ahora deben estar trabajando 20 unidades o incluso menos”. El resto aguarda que la situación sanitaria pueda estabilizarse y no descartan reactivar los recorridos en caso de que se flexibilicen las burbujas en las escuelas y puedan transportar más chicos todos los días. 

Desde el sector señalaron que, más allá de los transportistas que planean volver a la actividad, hay algunos que decidieron definitivamente dejarla. Aunque son la minoría, esto representará una merma en el servicio para el corto y mediano plazo, algo que genera ya preocupación en el sector. 

“Nuestro servicio se mantiene porque es seguro y confiable, por eso los padres deciden utilizar el transporte escolar; pero igualmente estamos muy atentos para saber qué va a pasar más adelante, cómo vamos a estar después de esta crisis”, comentó. 

Cuota

Con la presencialidad alternada, los colectivitos se adaptaron e implementaron un sistema de cuotas distinto. Como los chicos de la primaria iban solo una o dos semanas, el cobro mensual dejó de ser una opción. 

“Estamos cobrando una cuota semanal, porque obviamente los padres no van a pagar por mes si los chicos van solo algunos días a la escuela”, sostuvo Pedro Abas ayer. Actualmente, el monto semanal ronda los $ 2.500, aunque no descartan volver al esquema anterior. 

Al respecto, el referente de los transportistas escolares estimó que “hoy una cuota mensual debería estar entre $ 7.000 y  $ 7.500 aproximadamente”. Creen que con un costo menor la actividad directamente sería inviable. 

Temas en esta nota

EDUCACIÓNTRANSPORTE