Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/21226
CONCEPCIÓN

Dieron de alta a los bomberos afectados por una descarga eléctrica

Estaban recargando el tanque de agua de la autobomba cuando se desplomaron dos postes de luz. Uno de los voluntarios permaneció en el hospital hasta ayer.

Crédito: Gentileza

El combate a los incendios no solo deja extenuados a los bomberos, sino que varios de ellos necesitaron asistencia médica debido a las altas temperaturas, porque inhalaron demasiado humo, sufrieron alguna herida o -como sucedió en la siesta del último martes en Concepción- recibieron una descarga eléctrica después de la caída de dos postes del tendido. 


"Estaban trabajando en un paraje que está a unos siete kilómetros del casco céntrico de la localidad, para evitar que el fuego llegara a una escuela y a varias casas que hay en esa zona.

Federico (Miño) estaba arriba de la autobomba recargando el tanque de agua desde una cisterna. Y Patricio (Zalazar) subía, cuando cayeron un par de postes de luz, el cable los tocó a ambos y recibieron una descarga eléctrica", contó la presidenta de la Asociación de Bomberos de Concepción del Yaguareté Corá, Rosana Ojeda, en diálogo con República de Corrientes.

Si bien los dos bomberos fueron derribados al piso, quien resultó más afectado fue Federico. Sucede que primero perdió el conocimiento y cuando comenzó a reaccionar, "no sentía las piernas y los brazos, en especial el del lado derecho", acotó Ojeda, quien junto a otros integrantes de la entidad esperaron en el hospital local hasta que les brindaron un informe que indicaba que estaba bien. Tras ello incluso ingresaron a verlo. Y si bien el joven ya estaba mejor, permaneció hasta ayer a la mañana en el centro de salud. "Gracias a Dios está bien, ya le dieron el alta. Igual, tanto él como Patricio descansarán unos días. Tienen que hacerles otros chequeos, así que ellos no irán a combatir ningún incendio", aseveró Ojeda, quien destacó el trabajo que realizan los voluntarios para tratar de frenar el avance de las llamas en la jurisdicción de Concepción.


Semanas atrás, también otros bomberos voluntarios fueron afectados cuando estaban combatiendo incendios y por ello debieron ser hospitalizados.


En el caso de dos voluntarios de Caá Catí, debido a las heridas que sufrieron, fueron derivados al hospital Escuela de la capital correntina. Ambos siguen con sus tratamientos de forma ambulatoria. El viernes 28 también recibió atención médica Soledad Verón, quien es la jefa del cuerpo activo de los Bomberos de Mburucuyá. En su caso, se descompensó debido a la inhalación de humo. 

Temas en esta nota

INCENDIOS FORESTALES