Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/21834
SERVICIO DE TRASLADO EN LA CAPITAL

La tarifa mínima de los remises aumentará a $ 150 desde mañana

Aplicarán una suba del 20 % en la bajada de bandera y porcentajes menores en el resto del cuadro. Aseguran que es para recuperar la rentabilidad tras el aumento de los combustibles. 

Crédito: Sergio Galarza

Pasaron dos meses y medio desde la última actualización tarifaria de los remises en la ciudad y las bases aplicarán, a partir de mañana, otro aumento en la mínima. De esta manera, marzo comenzará con un nuevo incremento en el valor de la bajada de bandera, que pasará de $ 125 a $ 150. 

Además de la mínima, se ajustará todo el resto del cuadro tarifario. Como es habitual, la actualización tendrá un porcentaje menor en las distancias más largas, para evitar un encarecimiento desmedido para los usuarios que utilizan el servicio en trayectos extensos. 

 

"Estamos más cerca 
de tener más bajas que de sumar 
móviles" 

JUAN CASTILLO
ASOCIACIÓN DE REMISEROS 

 

Consultado sobre esta situación, el referente de la Asociación de Remiseros, Juan Castillo, dijo ayer a República de Corrientes: "Estuvimos hablando con los compañeros del rubro y la verdad es que no nos queda otra alternativa que tocar la tarifa, porque estamos muy desfasados con los costos". 

Al respecto, vale recordar que hace poco se dio un nuevo aumento en el precio de los combustibles que rondó el 9 %. Esta cuestión impactó de lleno en la rentabilidad de los remiseros, que ya venía deteriorada, y empeoró tras la suba de YPF y el resto de las petroleras. 

"El 1 de marzo se va a empezar a aplicar la nueva tarifa, por lo menos lo harán algunas empresas y el resto seguramente se irá sumando con el correr de los días, como suele pasar", adelantó Castillo. 

Además, la suba se da para recuperar el margen perdido con el aumento de las naftas, aunque sigue creciendo la preocupación por los rumores que hablan de una nueva actualización de los combustibles en marzo. 

"Siempre vamos detrás con los incrementos de la nafta, pero tampoco podemos arriesgarnos a perder clientes y que la demanda baje", aseguró el referente de la actividad en la ciudad. 

Flota

De una flota de 3.000 remises, aproximadamente, antes de que empezara la pandemia, habían quedado cerca de 1.000, lo que fue el peor momento de la actividad, según expresaron los mismos trabajadores. Ahora, aunque lejos de llegar a una cantidad óptima, al menos se sumaron algunos coches y hoy son cerca de 1.800 los que se encuentran prestando servicio en la capital. Más allá de esto, las perspectivas no son buenas. 

"A muchos les está costando mantener los autos y es casi imposible pensar en la renovación con esta situación", dijo Castillo, y agregó: "Estamos más cerca de que sigan habiendo bajas de que se sumen móviles". 

La demanda es buena por estos días, y esperan que el inicio del ciclo lectivo le dé un nuevo empujón a la actividad, aunque entienden que no será notorio ya que la mayoría utiliza los colectivos o el transporte escolar para mandar a los chicos a la escuela. 

Temas en esta nota

TRANSPORTE