Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/21846
INCENDIOS | GESTIONES

Analizan propuestas para ayudar a los trabajadores rurales afectados

Extensión de beneficios y otros aportes son algunas de las medidas de mitigación para el sector. 

Crédito: Gentileza

El impacto de los incendios y la sequía, además del daño directo en la producción del campo y en los animales, también afecta a los trabajadores rurales que se ven imposibilitados de ejercer sus labores con normalidad.

En este contexto, funcionarios de los Gobiernos provincial y nacional evalúan herramientas para asistir a esos asalariados. Puntualmente, la ministra de Industria de la Provincia, Mariel Gabur, mantuvo reuniones en los últimos días para analizar medidas de mitigación para el sector.

"Estamos trabajando. Nos reunimos con las cámaras de comercios y empresariales. Estamos buscando entre todos las mejores salidas ante esta situación angustiante", dijo la ministra Gabur a República de Corrientes. "Se envió nota al Ministerio de Trabajo de la Nación para que se extienda a trabajadores citrícolas y yerbateros el pago de la asignación especial, que se abona cuando termina la temporada. En principio, pedimos la extensión de esa ayuda por 3 meses más", explicó. "Pero además, estamos trabajando en otros pedidos para otros sectores y solicitamos a la Nación, por ejemplo, que se encargue del pago de un porcentaje del sueldo de los trabajadores rurales", agregó la titular de Industria.

"El pedido del gobernador Gustavo Valdés es que vayamos a la acción para dar respuesta de forma inmediata", remarcó.

Gabur mantuvo encuentros con la delegada en Corrientes del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), Mónica Arnaiz, y con el delegado en Corrientes de la Agencia Territorial del Ministerio de Trabajo de la Nación, Alfredo Gómez.

En este sentido, el Renatre comunicó que la finalidad es poder trabajar mancomunadamente para el diseño de políticas públicas y/o acciones tendientes a paliar la situación de numerosos trabajadores rurales, que atraviesan esta catástrofe ambiental y climática.

"El escenario crítico de la provincia de Corrientes, ocasionado por sequía e incendios que afectaron cientos de miles de hectáreas, tiene efectos adversos inmediatos y a futuro que lamentablemente repercuten tanto en productores como en trabajadores del campo, situación que obliga a disponer medidas paliativas", agregó el organismo.

"Nos hemos puesto a disposición para colaborar en tareas de información específica del sector, y en todas las acciones que de manera conjunta podamos realizar con ese organismo nacional, sumando a todos los sectores nacionales y provinciales que tengan competencia en materia de trabajo rural, a fin de llegar con medidas efectivas y rápidas a nuestros trabajadores rurales de la provincia", dijo Arnaiz.

"Lamentablemente, los pronósticos a futuro no son muy alentadores", sintetizó la delegada provincial del Renatre sobre los efectos de esta catástrofe sin precedentes que vive el territorio correntino. A las cuantiosas pérdidas y el daño ambiental hay que sumar el efecto sobre la oferta de trabajo, por lo que el registro está preparado para una mayor demanda de prestaciones por desempleo y analiza acciones que permitan moderar esas consecuencias.

Las propuestas que intercambiaron buscan abarcar especialmente a sectores donde se puede prever un fuerte impacto por la caída de la oferta laboral, como la ganadería, la yerba mate, el arroz y el citrus. 

Temas en esta nota

INCENDIOS FORESTALES