Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/25241
COMPLICACIONES PARA LOS USUARIOS

SUBE: la escasez genera sobreprecios y crece la venta de usadas en las redes

Faltan tarjetas a nivel nacional y muchos locales no tienen stock o las ofrecen a más del doble del costo oficial. En Facebook se publican con precios de entre $ 300 y $ 500. 

Crédito: República de Corrientes

Las tarjetas SUBE vienen desde hace tiempo arrastrando el problema de la escasez: el stock disponible es bajo y aún los comercios adheridos muchas veces no cuentan con las unidades necesarias para hacer frente a la demanda. Si bien es cierto que en Corrientes la mayoría de los usuarios cuentan con la suya por ser el único medio de pago disponible, muchas veces resulta necesario cambiarlas por extravío o daños, y ahí es cuando se dan los problemas. 

Pero la escasez no afecta solo a la ciudad sino que es una dificultad que atraviesan todos los distritos que cuentan con el Sistema Único de Boleto Electrónico, y se debe a la poca disponibilidad de uno de los insumos que se utilizan para elaborarlas. 

Desde el Ministerio de Transporte explicaron que se debe a una restricción que se da a nivel mundial en la venta de un componente primordial para su fabricación.

Desde la Nación reconocieron que se generó una disminución en la producción de tarjetas que se distribuyen en los puntos de venta que hay en las 45 localidades donde funciona este sistema, entre ellas Corrientes capital, que cuenta con el mecanismo desde mediados de 2016.

La normalización de prácticamente todas las actividades tras las restricciones por la pandemia y la vuelta a la presencialidad plena en las escuelas hizo que la demanda crezca, haciéndose más notoria la escasez en los locales. 

Si bien durante este mes se distribuyeron cerca de 400.000 plásticos, lo cierto es que la llegada a los comercios tuvo dificultades y aún es un problema conseguirlos. Además, generó al menos dos situaciones irregulares que se visibilizan desde hace semanas. 

Por un lado, los locales que tienen stock no respetan el precio establecido de $ 90 y lo venden muchas veces a más del doble, maniobra que ya se veía igualmente desde antes. 

Además, algunos que cuentan con varias SUBE vieron la oportunidad y las ofrecen a la venta.

Se trata de tarjetas usadas que se promocionan sobre todo en Facebook, a precios que van desde los $ 200 hasta los $ 500 inclusive. 

Este tipo de publicaciones cuentan con una importante cantidad de reacciones y consultas, justamente ante la imposibilidad de conseguir en los locales. 

Desde la Nación no hablaron al respecto de manera directa, aunque sí recordaron que las tarjetas que cuenten con algún beneficio son intransferibles, ya que el descuento o el boleto gratuito según el caso corresponde solo a la persona que se inscribió y que tienen la SUBE a su nombre. 

Temas en esta nota

SUBETRANSPORTE