Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/25287
SECTOR DE LAS 550 VIVIENDAS

Vecinos del Pirayuí gestionan un ramal de emergencia por las deficiencias del 106 C

La espera es de 45 minutos y muchas veces se extiende más de una hora. Pérdida del presentismo y faltas en la escuela son algunas de las consecuencias. Sin otra alternativa, piden que el colectivo de Riachuelo pueda ingresar al barrio en los horarios pico. 

Reunión. Los vecinos de las 550 Viviendas dialogaron ayer con representantes de la empresa Turismo Miramar. Crédito: Gentileza

Ahora el frío, antes el calor, a veces la lluvia, siempre la espera. Viajar en colectivo puede ser, de por sí, una experiencia incómoda. Pero la situación particular de algunos ramales despierta no solo un fuerte malestar, sino una genuina preocupación por parte de los pasajeros que ven afectada su vida cotidiana, su trabajo y el estudio. 

Este es el caso de los vecinos de las 550 Viviendas, sector conocido popularmente como Pirayuí nuevo, que vienen desde hace bastante tiempo atravesando serias complicaciones con el transporte público. La escasa frecuencia, la falta de garitas en las paradas y las unidades en mal estado son solo una parte del suplicio diario. 

El tiempo de espera estipulado es de alrededor de 45 minutos. Partiendo ya desde una base de tiempo para nada funcional a las necesidades de los usuarios, ni siquiera ese periodo suele cumplirse, llegando a veces a ser de más de una hora. Este desalentador panorama hizo que los vecinos del Pirayuí se movilicen y traten de encontrar una solución, o al menos iniciar el diálogo para analizar alternativas. 

 

"La idea es que por
lo menos se pueda
activar un servicio
de emergencia en
los horarios pico"

GLADIS
VECINA DE LAS 550 VIVIENDAS. 

 

Una de las ideas que surgió por parte de los mismos usuarios de ese sector de la ciudad fue que el colectivo que hace el recorrido Riachuelo-Corrientes pueda ingresar al barrio por la calle principal. Con esta alternativa en carpeta, gestionaron una reunión con representantes de la empresa Turismo Miramar. El encuentro se llevó a cabo ayer y si bien no hubo definiciones, los representantes de la firma informaron que para poder activar el servicio en esa zona es necesario modificar el pliego licitatorio. 

Llamativamente, enterados de manera extraoficial de la convocatoria vecinal, se hicieron presentes también dos representantes de la empresa ERSA, que es la que presta el servicio, pero no dieron alternativas de solución, sino que simplemente se acercaron para saber de qué se trataba, sin estar invitados. 

Gestiones

Gladis, una de las referentes barriales contó ayer a República de Corrientes que "ahora vamos a juntar firmas para presentar en el Concejo Deliberante; la idea es que por lo menos se pueda activar un servicio de emergencia en los horarios pico". No es poco habitual que los trabajadores que viven allí pierdan el presentismo y que los alumnos deban faltar o llegar tarde a la escuela. "No podemos seguir así", expresaron con angustia los vecinos del Pirayuí. 

Las unidades en mal estado es otro de los puntos de alarma. Habituales desperfectos mecánicos hacen que algunos coches salgan de circulación, haciendo aún más larga la espera. Y, además, las prestaciones que brinda la empresa ERSA durante el viaje es también motivo de reclamo. "Cuando llueve hay colectivos que tienen filtraciones, cae más agua adentro que afuera", señalaron los usuarios. 

Si bien es cierto que las quejas por el servicio de transporte urbano en la ciudad se multiplican en diferentes sectores, existen algunos particulares como el Doctor Montaña, Laguna Brava y justamente el Pirayuí. Estos barrios cuentan con un solo ramal, a diferencia de otros que al menos tienen la alternativa de subir a uno de otra línea si es que llega primero. 

Además, las 550 Viviendas se encuentran prácticamente aisladas, sin contar con una avenida cercana, y la única opción es la ruta 12, pero se encuentra a casi dos kilómetros de algunos sectores del barrio. Además, por la ruta no circulan los remises y, en caso de conseguir uno, un viaje hasta el centro cuesta más de $ 700. 

Pero las deficiencias del servicio de este ramal no afectan solo al Pirayuí, sino que también a otros barrios como el Ciudades Correntinas. Por allí también pasa el 106 C. Pero, como muchas veces se demora más de una hora, el colectivo ya llega lleno y no para a las personas que se encuentran esperando. "Vamos a hablar con ellos para que se sumen al reclamo y poder juntar firmas", adelantó Gladis al respecto. 

Temas en esta nota

TRANSPORTE