Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/26255
DÍA INTERNACIONAL DEL ORGULLO

Suman consultorios amigables para una mayor inclusión del colectivo LGBTIQ+

Desde Salud Pública adelantaron la creación de una "red de circuito seguro". Capacitarán a profesionales para que traten con respeto a personas de la diversidad. 

Crédito: Joaquín Meabe

En el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, referentes del colectivo en la provincia remarcaron las necesidades de leyes que garanticen la igualdad de derechos. Los reclamos tienen que ver con la educación, salud y trabajo. En cuanto a lo sanitario, la coordinadora de consultorios amigables habló del trabajo que hacen desde 2019 y el proyecto de extensión en varias ciudades. 

Este día tiene su origen en las luchas que durante décadas lleva adelante el colectivo LGBTIQ+ por superar los prejuicios sociales y las discriminaciones. Estas injusticias muchas veces ocurren en el ámbito de la salud y es por ello que están enseñando a profesionales el buen trato a quienes se identifican con un sexo diferente al que está en su acta de nacimiento.

En este marco, Julieta Valmaggia, del Área de Salud en la Diversidad Sexual, dijo a República de Corrientes que "se va a extender la red de consultorios amigables en búsqueda de un sistema de salud que garantice un acceso sin discriminación. Para eso se está conversando con hospitales del interior y municipios, tarea que se hace también con Desarrollo Social".

 

"Pedimos que haya cumplimiento de leyes que son 
vanguardistas en el mundo y que se aborde la Ley 
Integral Trans"

GEMMA ALMADA
REFERENTE DEL COLECTIVO LGBT

 

"Hay estadísticas que demuestran que más del 60 % de las personas del colectivo no acudieron a algún personal de Salud cuando lo necesitaban. Lo más frecuente que se ve en el consultorio amigable es el tratamiento de hormonización (uso de medicación para modificar el cuerpo en función de la identidad de género) y atención por VIH, pero se necesita atención en general. Muchas veces no asisten por violencia institucional y simbólica, esto se debe a la falta de formación de profesionales y a su desconocimiento en la temática", señaló. 

Ante estos malos tratos, realizan charlas con el objetivo de sensibilizar a equipos y así "tratar de que personas del colectivo se atiendan y queden dentro del sistema de salud público". 

"La primera tarea es identificar qué efectores de la salud están más afianzados con el colectivo y crear un circuito seguro para que luego todo el sistema se adecue. Comenzamos por Paso de los Libres, seguimos en Curuzú Cuatiá, Monte Caseros, Ituzaingó. En Libres y Monte Caseros están muy empapados de la temática, pero hay otras ciudades que no tienen áreas de diversidad y debemos colaborar con esto también. Es mucho mejor cuando hay organizaciones porque nos ayudan en este trabajo, es una tarea en equipo", sostuvo. 

En los consultorios amigables, "lo que más pide el colectivo es la hormonización". Desde el año 2019 atendieron a 500 pacientes; hoy están con 350.

Un derecho laboral

La Provincia aún no se adhiere a la ley de cupo laboral trans. Esta medida, aprobada en el Congreso, determina que los puestos laborales del Estado deben estar ocupados al menos en un 1 % por personas de este colectivo.

En Corrientes, hay dos personas que tienen trabajo formal gracias a esta normativa pese a los obstáculos que existen en cuanto a lo legislativo. Una de ellas es Gemma Almada, quien ocupa un cargo administrativo en el Ministerio de Trabajo de la Nación, sede local.

"Pedimos que haya cumplimiento de leyes que son vanguardistas en el mundo y que se aborde la Ley Integral Trans, que integra el cupo laboral y otros aspectos de la vida. Pensemos que algunas personas trans salen de sus casas a los 13 años por la falta de aceptación de las familias. En muchas ocasiones, terminan en la prostitución. La ley integral contempla muchas cosas. Hay cambios sociales pero a nivel de leyes aún falta bastante", expresó Gemma a República de Corrientes.

En este sentido, continuó: "Tenemos derecho a ser tratadas de manera digna, no sentir rechazo de nuestra identidad, por estas situaciones nos autoexcluimos del sistema sanitario.

Acá es importante la educación sexual integral, tienen que saber que se encuentran con una ciudadana más", dijo y agregó: "La sociedad no está acostumbrada a vernos en lo cotidiano, somos personas diversas y deben respetarnos por eso".

Educación y  acompañamiento

Para Reina Ivonne Flores, fundadora de la primera casa trans en la provincia, "cuando una persona inicia su transición no hay que juzgarla, hay que tratar de ponerse en su lugar". En estos casos, "las familias deben saber dialogar y conversar sobre qué quiere para su vida, el camino que elige y cómo pueden acompañar el descubrimiento de su personalidad". 

"Tenemos muchos obstáculos para construir una sociedad igualitaria. Esta pandemia dejó al descubierto un área de salud con dificultades. También la burocracia en organismos como el Registro Civil, donde hay miles de requisitos para obtener nuestro DNI. Seguimos sin las herramientas necesarias a la hora de buscar trabajo, no miran nuestro lado profesional para contratarnos", señaló. 

La Casa Trans de Bella Vista cumplirá un año en agosto. En este lugar acompañan a la comunidad LGBTIQ+. Les dan los elementos necesarios para afrontar las dificultades que se les presente, entre estas, la ayuda psicológica en el momento de la transición. 

Las y los referentes de la diversidad señalan la importancia de la educación para que en todos los ámbitos, como salud y trabajo, traten y se refieran a personas del colectivo LGBTIQ+ como ciudadanos comunes, así como los reconoce leyes nacionales hace varios años. 

Por otra parte, se izará hoy la bandera de la diversidad en el área de Deportes de la Provincia. 

Temas en esta nota

DÍA DEL ORGULLOLGBTIQ