Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/2652
CUARENTENA | DISPOSICIONES PARA LA CAPITAL

Cementerios, restaurantes y gimnasios adecúan atención con nuevas medidas

Tras la flexibilización, se podrán visitar los camposantos, siempre con turnos. Otros sectores se reacomodan con permisos especiales.

Crédito: Gentileza

Tras las restricciones durante 10 días, volvieron a flexibilizarse algunos rubros en Corrientes capital, por lo que estos sectores adecúan nuevamente sus modalidades de atención, que en algunos casos fueron modificadas. Es el caso de, entre otros, los cementerios, gimnasios y restaurantes capitalinos que reanudan o sostienen su actividad en medio de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus. 

En este contexto, el Municipio capitalino reactivó la posibilidad de acudir a los cementerios comunales, pero con la necesidad de realizar un trámite previo de manera virtual para obtener el permiso, aplicando además estrictos protocolos para evitar riesgos de posibles contagios. 

La gestión puede realizarse a través de la página de la Municipalidad desde hoy y los turnos comenzarán a regir a partir del viernes tanto para el San Juan Bautista como para el San Isidro, que se encuentra en Laguna Brava. De esta manera, las personas que deseen asistir para visitar a sus seres queridos fallecidos deberán ingresar a ciudaddecorrientes.gov.ar y luego hacer clic en Cementerios. 

Los que no puedan acceder a Internet por algún motivo tendrán la posibilidad de hacerlo telefónicamente al número gratuito de la Comuna 0800 5555  6864, donde los operadores le harán el trámite para que pueda obtener el permiso. 

Las visitas podrán realizarse todos los días en ambos cementerios, con horarios de 9 a 12.30 y de 14 a 17.30. La permanencia dentro de los cementerios será de un máximo de 30 minutos, tras lo cual se renovará el grupo de personas. En el intervalo, habrá trabajos de desinfección además de un constante control del cumplimiento de los recaudos como el uso de tapabocas y el distanciamiento social. 

En el ingreso, además, se les tomará la temperatura a los que vayan a acceder a los predios para detectar febriles y posibles casos sospechosos. Asimismo, se requerirá en el lugar la higienización de manos con alcohol, otro de los requisitos obligatorios. 

Sobre esta cuestión, el secretario de Coordinación de Gobierno, Hugo Calvano, comentó que “la duración de las visitas son acotadas, dejando un plazo de 15 minutos para el recambio y que de esta manera no haya cruce de personas, evitando las aglomeraciones”.

En cuanto a las recomendaciones, el funcionario pidió no utilizar agua en los floreros porque pueden ser criaderos de mosquitos, que después tenemos que combatir”, advirtió. Para ello, recomiendan el uso de arena, que entregarán en los accesos a los cementerios.

Para evitar dificultades, los turnos serán entregados de acuerdo con el sector del cementerio al que la persona acudirá. Por ello, al ingresar a la página deberá definir en un mapa la zona específica y el pabellón. Esta información deberá ser cargada en el sistema al momento de solicitar el turno para realizar la visita.

Señalaron también que el turno se puede descargar en el celular sin necesidad de imprimirlo, teniendo que exhibir al personal del ingreso al momento de entrar a los predios correspondientes.   

En el San Isidro, el acceso será por calle 6 de Mayo, mientras que en el San Juan Bautista se utilizará únicamente el ingreso principal. En ambos lugares se verificarán los permisos y se cumplirán con los protocolos. Por último, desde el Municipio recomendaron que, en lo posible, las personas mayores de 60 años y los niños eviten concurrir a los cementerios.

Gimnasios y restaurantes

Luego del cierre, los gimnasios reabrieron sus puertas y volvieron a funcionar con estrictos protocolos. Considerado un ámbito de riesgo para el contagio, fue una de las actividades que debieron frenarse en la capital por 10 días tras que una escalada en la cantidad de casos, que finalmente volvió a disminuir. 

Mientras tanto, para no paralizar el rubro, apuntaron a las clases y los ejercicios físicos al aire libre. 

De esta manera, durante ese período pudieron verse grupos de personas en plazas y hasta algunos parterres realizando las rutinas. Desde la Comuna aclararon en este sentido que la modalidad estaba permitida hasta las 18, con uso de tapabocas, distanciamiento y sin compartir elementos como pesas o colchonetas. 

Por su parte, los restaurantes que poseen espacios abiertos no tuvieron que parar su atención, pero sí los que no cuentan con lugares propios al aire libre. Ahora, aunque ya habilitados los salones cerrados, la Comuna dispuso de una flexibilización a través de permisos especiales. 

Así, los locales gastronómicos que no cuentan con patios pueden gestionar una habilitación de emergencia para usar el espacio público. 

De ser aprobado tras presentar un croquis, tendrán la posibilidad de colocar mesas y sillas en la vereda e incluso sobre la calzada, siempre y cuando no obstaculicen el paso de peatones o vehículos y tomando los recaudos. 

De esta manera, habiendo bajado los contagios, los distintos ámbitos de Corrientes capital vuelven a acomodarse a las nuevas modalidades. Como bien advirtieron ya las autoridades, los cambios pueden seguir dándose de acuerdo con el avance que vaya teniendo la pandemia.