Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/28357
LA PROVINCIA FOMENTA LA CULTURA LOCAL

Guaraní: la lengua que fue prohibida es hoy reconocida y difundida en el mundo

Los alumnos que cursan el profesorado en Ituzaingó buscan transmitir el idioma en espacios curriculares de todo el país. Una docente de la UNNE que recibió un reconocimiento en Paraguay explicó el proceso y la valoración actual. 

Educación. El gobernador Gustavo Valdés estuvo en la presentación del profesorado, que tiene más de 40 inscriptos. Crédito: Gentileza

Este mes se abrió el primer profesorado de idioma guaraní y, respecto de las habilitaciones de la lengua madre de los correntinos, habló con este diario la doctora en Antropología que recibió una distinción por sus trabajos, Carolina Gandulfo. La docente de la Facultad de Humanidades de la UNNE destacó la apertura educativa en Ituzaingó y dijo que en el mundo se está produciendo un reconocimiento a los pueblos indígenas. 

"Abrieron un profesorado de guaraní en Ituzaingó, donde hubo 45 inscriptos. Voy a colaborar ahí. Es una gran oportunidad y un desafío enorme. Esto nos da la libertad de pensar lo que venimos planteando hace un tiempo: de empezar a diseñar una educación bilingüe. No me imagino que se enseñe al igual que el inglés, hay que conocer su historia", expresó. 

 

"Muchos adultos mayores fueron 
criados escuchando guaraní, pero no lo reproducen"

CAROLINA GANDULFO
DOCENTE DE LA UNNE

 

Hoy, "todavía hay una sensación de que quien lo habla está hablando mal" y también "hay muchos adultos mayores que fueron criados escuchando guaraní pero no lo reproducen". 

"Hubo un contexto de prohibición. Hay mucha gente que escuchaba, lo comprende, pero que no puede hablar", sostuvo. 

Por su parte, la rectora del IFD de Ituzaingó, Claudia Cabrera, contó a República de Corrientes que el interés de los cursantes surge, por una parte, para completar una formación según normativas provinciales. Por otro lado, destacó que hay un grupo de jóvenes que "entienden y tienen familiares que hablan guaraní" y que "su intención es prepararse para difundir la lengua y llevarla a espacios formativos también nacionales". 

Nuestra historia

La investigadora de la UNNE dijo que "hubo un cambio en el uso del guaraní, se usa más que antes, se visibilizó y se reconoció" y que "está más habilitado" sobre todo "en contextos áulicos". 

"No encuentro una sola explicación para ese cambio. Puede ser que tenga que ver con un proceso global de los reconocimientos indígenas. Eso tiene su impacto. Hay otras explicaciones y eso tiene que ver con el capitalismo actual que posibilita pensar cosas alternativas", opinó.

En cuanto a procesos locales, dijo que "hay un efecto contagio que produce una persona cuando se reconoce como hablante". Este reconocimiento propio, "promueve que si uno lo hace el otro también lo puede hacer". 

"Hay una familia de San Miguel que dice que aprendió guaraní en la EFA, y otros trabajando en un aserradero. Hay cuestiones que exceden a la familia y existen otros ámbitos donde se sigue transmitiendo", precisó.

Hay lugares de menor intercambio y esos se produjeron en la capital y ciudades cercanas. En zonas rurales podían hacer sus actividades cotidianas sin el castellano. 

"No conocí a gente que solo hable guaraní, no significa que no haya. Estuve con unos abuelos en Santa Rosa y Palmar Grande a quienes les costaba entender el castellano, algo comprendían pero les costaba hablar", comentó. 

Las familias

Una trabajadora rural de Cerrudu Cué contó a este diario que "todas las personas de acá saben hablar guaraní de manera fluida". 

"Desde chicos escuchamos y crecimos entendiendo el guaraní así como el castellano. Tenemos muchas personas a quienes les dijeron que no hablen así, creo que hubo mucha ignorancia", expresó Miriam Gauto a República de Corrientes

Así como dijo Gandulfo, en muchas zonas rurales hay familias bilingües. También existen adultos mayores que vinieron del interior hacia la capital a quienes les prohibían sus propios padres hablar guaraní por el miedo al rechazo social.

Hoy eso cambió y se reconoce que la lengua madre de todo correntino es el guaraní, por eso se la valora y hay políticas que buscan que no se pierda tras el paso de las generaciones. 

Temas en esta nota

CULTURALENGUA GUARANÍ