Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/28762
LUTO Y RECUERDO

Bella Vista: hoy se cumplen 33 años de la tragedia de los chamameceros

Crédito: Gentileza

Hoy recordamos un nuevo aniversario del accidente que se llevó la vida de figuras emblemáticas de la región. El accidente ocurrió el 8 de septiembre de 1989. Entre las víctimas se encontraban los músicos chamameceros más prometedores de fines de los 80. 


Todo comenzó, según los testimonios, con un sueño: viajar a Niza (Francia) a participar de un festival folclórico internacional. De ahí pretendían viajar hasta España para reunirse con uno de los guitarristas de Alfredo Zitarrosa y radicarse en Europa.


"La delegación" estaba conformada por Zitto Segovia, Johnny Berh, Carlos Chango Paniagua, Daniel Yacaré Aguirre, los hermanos Miguel Ángel Michel y Joaquín Sheridan, Carlos Miño, César González, Ricardo Scófano, Ricardo Tito Gómez y Cacho Espínola. 


Zitto Segovia era cantautor de la "nueva trova" del Chaco. Conocedores le adjudicaban por esos tiempos un estilo "innovador" y un futuro prometedor. Johnny Berh, percusionista de Zitto, también formaba parte de aquel sueño de llegar a Francia. "Aportaba la rítmica precisa para el inédito repertorio de Segovia en sus chamamés-candombes y charandas que exhumara con gran aceptación popular", dicen las crónicas. 


Los hermanos Gringo y Michel Sheridan se habían unido a otro de sus hermanos, el Bocha (Santiago) y a Ricardo Tito Gómez. Los cuatro formaron un conjunto denominado "Reencuentro". En el momento de la tragedia, el cuarteto chamamecero estaba gozando del aplauso que merecieron algunos de sus primeros trabajos discográficos. Su repertorio fue calificado como "muy personal" y ensamblaban acordes y arreglos instrumentales y creativos del Gringo y de Tito, con las voces de Michel y Bocha. 


Leónidas Chango Paniagua estaba en el Trío Corrientes, con Ricardo Scófano y Oscar Espíndola.  El mítico Yacaré Aguirre, recitador y presentador de conjuntos chamameceros que había iniciado sus actividades dentro de la música junto a Tránsito Cocomarola.

Crédito: Gentileza

Ese viernes se iban a presentar en el Club Juventud de Bella Vista. Además de shows teatrales y de baile, iban a cantar el Trío Corrientes, el Conjunto Integración y Zitto Segovia.


Luego de presentarse en una radio de esa localidad, se subieron a un colectivo que los iba a llevar hasta el lugar del evento. Pasadas las 19:00, iban a dar la vuelta por la Costanera.

Tras algunas maniobras, los choferes se dieron cuenta que les faltaban los frenos, pero ya era demasiado tarde, el colectivo se precipitó en bajada a gran velocidad. "¡Nos vamos al agua!", gritó alguien. El colectivo chocó de lleno contra la baranda y cayó a las aguas de un despiadado río Paraná.


En ese momento, murieron ahogados: Zitto Segovia, Gringo y Michel Sheridan, El Chango Paniagua, Yacaré Aguirre, Johny Behr, José Toledo y Walter Blas Gómez.


Los días posteriores se recuperaron los cuerpos de los fallecidos y se comenzó con los homenajes. Cada despedida fue multitudinaria, en especial la de Zitto Segovia que se inició con una larga caravana que esperaba su féretro en el puente General Belgrano.


Los reconocimientos continuaron con el pasar de los años, recordando con amor y respeto a los músicos que perdieron la vida.