Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/29269
VUELO EN EMERGENCIA | NO HAY HERIDOS

La falta de visibilidad habría causado la avería en un avión

Trascendieron ayer más detalles del Rockwell 690 Turbo Commander que alteró su ruta a Virasoro.

En pista. El avión rompió el tren de aterrizaje y se averió una hélice.Crédito: Gentileza/El territorio

En las últimas horas trascendieron algunos detalles del percance que sufrió un avión  Rockwell 690 Turbo Commander en la mañana de anteayer.

La máquina con dos tripulantes y cuatro pasajeros despegó del aeropuerto San Fernando, Buenos Aires, con destino a Gobernador Virasoro. Pero al aproximarse al destino desvió su ruta y realizó un aterrizaje de emergencia en el Aero Club de Apóstoles, Misiones.

Según la investigación preliminar la falta de visibilidad habría ocasionado el percance.

 El piloto tuvo problemas para alinearse bien en la pista, rompió el tren de aterrizaje y se deterioró una hélice.

Apóstoles es la única pista autorizada de la zona sur de Misiones para recibir aeronaves privadas pequeñas y medianas ante el cierre del aeropuerto de Posadas. 

El encargado del Aero Club de Apóstoles, Matías Safrán, en declaraciones a Radioactiva dijo que "con una gran grúa se removió la aeronave de la pista y de la franja de seguridad. Fue un gran trabajo".

Recordó que "normalmente los pilotos se comunican con la torre del aeroclub al menos una hora antes cuando se aproximan. Pero esta vez no se comunicaron. No se tenía información de que llegaría ese avión".

A cargo de la aeronave se hallaban los tripulantes Juan Vera y Andrés Santillán, que llevaban a los pasajeros Ferulano Carminatti, Pablo Ramón y Juan Gómez, de España, y a Ajay Patel Kaushal Patel, de la India. No se registraron heridos.  

Los pasajeros continuaron viaje a Virasoro en un vehículo.

Desde la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil pidieron fotografías del lugar y de la máquina. La empresa propietaria comenzó con las tareas para reparar las averías y poner en condiciones al avión, que ya había sufrido un problema en 2009.