Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/29698
TORNEO FEDERAL A

Boca Unidos: el balance en lo deportivo e institucional vuelve a ser negativo

El Aurirrojo está a las puertas de cerrar otra temporada para el olvido. A dos fechas del cierre de la fase inicial, está afuera de la lucha por el ascenso y el único logro fue conservar la categoría. Tres entrenadores, jugadores de paso y un "bombero" que salvó la situación.

El “bombero”. Roberto Marioni, DT de Boca Unidos, y responsable de haber dejado al equipo en el Torneo Federal A.Crédito: Gentileza

Uno año más. Lo que iba a ser una transición y una refundación deportiva para Boca Unidos ya va siendo un dilatado sufrimiento. El Aurirrojo aterrizó en el Torneo Federal A tras un mal año en 2018 en la por entonces B Nacional, luego de 9 años de permanencia y a la fecha sigue padeciendo en la tercera categoría.

La temporada 2022 del Federal A está a dos fechas de cerrar la fase inicial de competencia y el conjunto correntino ya quedó relegado de la pelea por el único ascenso que tendrá la categoría a la Primera Nacional.

La igualdad del pasado domingo ante Atlético Paraná, último en la tabla y casi descendido, no hizo más que ratificar todo lo desprolijo que tuvo la temporada para Boca Unidos. El saldo es nuevamente negativo, deportiva e institucionalmente.

En el plano deportivo, el rumbo fue siempre incierto. El paso de tres entrenadores terminó siendo la perdición para un equipo que jamás encontró identidad y eso se le sumó una pésima elección de refuerzos que, como llegaron, se terminaron yendo sin haber aportado nada.

La dupla conformada por Martín Fabro y Leonardo Baroni tuvo el visto bueno para forjar desde cero un proyecto que ya habían iniciado el año anterior pero, en esa oportunidad, con un equipo que recibieron del DT saliente. Los jóvenes entrenadores y su proyecto duraron cinco fechas de este torneo y el portazo jamás tuvo un fundamento claro.

Con la salida de los exjugadores devenidos en técnicos, el "bombero" hizo su primera aparición. Roberto Marioni tomó la posta y en su paso acumuló una derrota, una igualdad y dos victorias. El ciclo se interrumpió, según se adujo en la oportunidad, por decisión del propio DT e hizo su arribo el ignoto Rolando Carlen. Con pocos alentadores antecedentes, lo del santafesino no prometía mucho, y así fue.

El saldo de Carlen en Corrientes fue de tres derrotas y dos igualdades dirigiendo apenas cinco partidos y dando muestras de un desconocimiento absoluto de una las categorías más difíciles del país.

El "bombero" hace su segunda aparición y comienza el ciclo más largo de una DT en Boca Unidos en esta temporada. En 17 partidos, Marioni tuvo altibajos con un equipo al que fue moldeando y con el que logró lo que hasta hace cinco fechas atrás parecía una condena, sacar al Aurirrojo del descenso.

La temporada se cierra y sin dudas que Marioni y el logro de la permanencia son los únicos puntos a favor en un club que tendrá mucho que replantearse se quiere volver a ser.

Dos y cierra

El plantel de Boca Unidos retomará hoy los trabajos luego de la igualdad del último domingo ante Atlético Paraná.

El Aurirrojo hará frente a las dos últimas jornadas ya sin chances de entrar al reducido y sabiendo que tiene asegurada la permanencia. El fin de semana, el elenco de la Ribera se trasladará hasta Las Parejas para enfrentar a Sportivo por la 33ª fecha. 

Temas en esta nota

FÚTBOLBOCA UNIDOS