Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/32054
AUDITORIO JULIÁN ZINI

El film correntino La luz mala llegó al cine nacional

La película entrelaza la ficción con la comedia. Se trata de un ovni que cae en los esteros del Iberá. Ganó el premio del público en la sección Cine Regional, en el Cuarto Festival Internacional de Cine de Entre Ríos.

Crédito: Gentileza

"Ante la caída de auspiciantes en la radio, René y Walter deciden llevar su programa sobre ovnis a la TV. El destino parece acompañarlos, y ese día cae uno en los esteros del Iberá", esa es la sinopsis de La luz mala, la película de realizadores correntinos que se estrenó ayer en siete provincias argentinas.  

La película, de los realizadores locales Carlos Kbal y Sebastián Toba, tuvo un equipo compuesto por técnicos y actores de la región NEA.

En La Banda, Santiago del Estero, se la puede ver en Espacio Incaa Cine Teatro Renzi hasta el miércoles 7 a las 20. En Orán, Salta, se la puede ver en Espacio Incaa Orán hasta el lunes 5 a las 20. En la CABA, la película se estrenó en el Cine Gamont (Rivadavia 1635) a las 19.30. Se exhibió también en las ciudades de Bella Vista y Curuzú Cuatiá y, además, en cine.ar.

Asimismo, se encuentra disponible en cine.ar play gratis por una semana.  

"La génesis del guion se remonta a un almuerzo familiar cuando uno de mis hijos dijo: ‘Pero papá, si algo nos enseñó el cine es que los ovnis solo caen en EE. UU.’. A partir de ahí me propuse escribir una película en la que un plato volador caiga en los esteros del Iberá".

"La mayor parte de las escenas que se suceden en la película son relatos de hechos que de niño escuchaba cuando acompañaba a mi padre, quien por ese entonces era vendedor de harina en recónditos lugares cercanos a los esteros del Iberá. Durante mi adolescencia, allá por los años 80, asistía junto a mi padre a charlas y muestras fotográficas sobre misterios del universo. Allí conocí a investigadores de fenómenos paranormales de la zona que solían invitar a figuras nacionales como Fabio Zerpa o Pedro Romaniuk. Sin saberlo esta película vino a cerrar un ciclo que inconscientemente había abierto en esa época de relatos, que pensé olvidados de esas charlas sobre fenómenos paranormales de dudosa rigurosidad científica, pero que sin dudas motivaron mi imaginación", dijo el director Carlos Kbal.

"Filmamos tres semanas en el pueblo de Caá Catí y recibimos mucho afecto y apoyo de parte de sus habitantes y del Municipio. Las desventajas las estamos viviendo hasta hoy día, en que estamos cerrando administrativamente la película. Todo el circuito del Incaa, sindicatos, etc., está centrado para el que hace cine desde la Capital, lo que nos obliga a trasladarnos constantemente y tener personal o amigues dispuestos a darnos una mano en Buenos Aires", aseguró el director. 

La película también pasó por el festival Buenos Aires Rojo Sangre, que se llevó a cabo la semana pasada en algunos cines de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Actores

Los actores principales son: Chirola Fernández, quien participó en el exitoso film Granizo.

Chirola interpreta a René (47 años), quien trabaja en el súper chino de su barrio, pero sus pasiones son la radio y los seres de otro planeta. Con su amigo Walter conduce el programa Misterios del universo. 

Gisell Motta interpreta a Isadora. Nacida en Rosario (Santa Fe) conduce el programa de televisión Área 51, en el que cubre todo tipo de fenómenos paranormales. Cuando se entera de que un ovni cayó en los esteros del Iberá, no duda en viajar a su encuentro.

El tercero de los protagonistas es interpretado por Jorge Roman, quien es Walter (42 años).

Vive con su madre y jamás se le conoció un trabajo estable. Junto a su amigo René tiene un programa de radio donde hablan de los misterios del universo y, como tema recurrente, los extraterrestres.

Premio

La película ganó el premio del público en la sección Cine Regional, en el Cuarto Festival Internacional de Cine de Entre Ríos. 

"Este reconocimiento nos llena de alegría porque significa que la gente se rió, se emocionó y disfrutó de la película, que es el fin último de cualquier realizador", acentuaron los creadores en sus redes sociales. 

Temas en esta nota

CULTURA