Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/34008
SERIOS INCONVENIENTES

Incluir Salud: piden a la Nación que regularice las prestaciones de alto riesgo

Los referentes locales aseguran que el atraso del programa nacional alcanza a septiembre del año pasado y que, en el caso de pacientes oncológicos, la provisión de la medicación es urgente.

Crédito: Gentileza

El programa nacional Incluir Salud registra nuevamente inconvenientes en Corrientes. Esta vez, lleva un retraso que alcanza ya 4 meses en prestaciones de alta complejidad.

En este sentido, los referentes locales del programa indicaron que hay un convenio a través del cual el Estado nacional se hace cargo de más del 50 por ciento de prestaciones de alto riesgo. "Lo que hacemos desde la Provincia es recibir la documentación médica del afiliado (a Incluir) y de urgencia se levanta a una plataforma, allí los médicos de la Agencia Nacional de Discapacidad auditan, autorizan y elevan un número de ticket con el que nosotros hacemos el seguimiento", dijo el contador de la sede provincial de Incluir, Javier Fernández.

"La Nación es la que hace la adjudicación. Ellos tienen sus propios proveedores y prestadores. Desde la Provincia no intervenimos. Actualmente, con estas prestaciones, tenemos un atraso exponencial, es decir cada vez la brecha se agranda más y, a enero de 2023, tenemos pendiente prestaciones desde septiembre", dijo.

Algunas de las prestaciones de alta complejidad financiadas directamente por la Agencia Nacional de Discapacidad son: instrumentación de columnas, prótesis de cirugías complejas, insumos para cirugías cardiovasculares, endoprótesis aórtica implantable, cardiodesfribilador implantable, sillas de ruedas estándar y especiales, implantes cocleares, medicamentos para tratamientos oncológicos de alto costo y de hemofilia tipo A y B.

 

"Estamos haciendo 
el reclamo y las 
gestiones 
correspondientes. 
Los pacientes tienen 
derechos y estamos para que se cumplan"

JAVIER FERNÁNDEZ
SEDE LOCAL DE INCLUIR SALUD 

 

Fernández explicó que, "por ejemplo, el caso de pacientes que están internados en el Instituto de Cardiología de Corrientes (ICC) o en el hospital Escuela a la espera de un marcapasos, muchas veces esto lo solucionamos con la Provincia ya que se colocan de urgencia, porque no se puede esperar y después tenemos el inconveniente de que no los reponen al ICC". 

"Tenemos la dificultad del tiempo, ya que los pacientes oncológicos no pueden esperar por su medicación, hay ciclos que tienen que cumplirse para un tratamiento médico adecuado", remarcó.

El funcionario lamentó que "esta situación de incumplimiento por parte de la Nación dificulta a la Provincia con aquellas prestaciones a las que está obligada a dar cobertura por convenio".

Para finalizar, insistió: "Estamos haciendo el reclamo y las gestiones correspondientes, los pacientes tiene derecho y estamos para que se cumplan. Pedimos que la Agencia Nacional de Discapacidad cumpla con la cobertura en tiempo y forma".

Antecedentes

No es la primera vez que el programa nacional registra atrasos de diversas formas. En noviembre pasado, el ministro de Salud Pública de la Provincia, Ricardo Cardozo, se reunió con representantes de la Asociación Civil Prestadores de Discapacidad Unidos y parte de su gabinete involucrados en la temática. El tema central fue el atraso de los fondos nacionales del programa Incluir, mediante el cual se brinda atención y tratamiento a personas con discapacidad y la problemática que eso conlleva. Se analizó la situación y se creó un canal de diálogo para evaluar y definir estrategias de solución.  

En esa ocasión, el atraso alcanzó los 5 meses.

Por este caso, el ministro Cardozo se mostró preocupado, "ya que la Nación está atrasada 5 meses en la remisión de los fondos y por lo tanto esto crea un atraso para las escuelas especiales que atienden a los niños con discapacidad. Esto genera zozobra, preocupación por parte de los padres y los familiares de estas personas porque se ven afectadas en su tratamiento, su atención", indicó.

En 2020 se registró otro  atraso. Esa vez fue en fondos que se destinan para el pago a los centros de diálisis por sus servicios a afiliados de Incluir.

Este programa depende del Ministerio de Salud de la Nación y, a través de él, se financia cobertura médico-asistencial a los titulares de pensiones no contributivas (PNC), madres de siete o más hijos, personas con discapacidad y adultos mayores de 70 años, entre otros grupos.