Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/38984
PEQUEÑOS PRODUCTORES

En Santo Tomé, trabajan para que el ganado siempre tenga alimentos

El Municipio y la Provincia sembraron avena para que esté disponible de julio a septiembre. Además, tienen proyectado replicar un tipo de pastura cuyo semillero desarrolló la Comuna con el INTA. 

Crédito: Gentileza

Para mitigar el impacto de la extensa sequía que afectó a la producción en general, pero que se siente con mayor agudeza en los campos de los pequeños productores, la Municipalidad de Santo Tomé trabaja en forma conjunta con el Gobierno provincial en la ejecución de varias medidas. Una de ellas es la siembra de avena para garantizar el alimento del ganado durante el invierno. En ese sentido, la Comuna también desarrolla tareas con la delegación del INTA que funciona en El Sombrero.

El director de Producción e Industria de la Comuna santotomeña, Carlos Cabral, expresó que por segundo año consecutivo sembraron avena, lo cual es parte de un plan del Instituto de Desarrollo Rural (Idercor). 

El Municipio se encarga de proveer las maquinarias y el personal capacitado para la siembra. Mientras que la citada entidad provincial provee las semillas. "El año pasado se sembró -en total- 10 hectáreas. Ahora se incrementó esa área y la idea es que cada año se vaya aumentando la disponibilidad de ese recurso para garantizar la alimentación del ganado de los pequeños productores", comentó el funcionario en diálogo con República de Corrientes.

Luego, explicó que el periodo de siembra concluyó a mediados de este mes. Y estimó que ese verdeo de invierno estaría disponible en julio, agosto y septiembre. "El objetivo es que durante los meses en que se registran bajas temperaturas, el ganado de los pequeños productores tenga qué comer", afirmó. Tras lo cual acotó que, si bien la falta de pastura no afecta solo a ese sector, "son quienes tienen menos recursos, como ser maquinaria, para sembrar avena".

Semillero

"Cuando concluya el invierno vamos a replicar la experiencia que se realizó con el INTA El Sombrero. Ahora hicimos semilleros en pequeñas parcelas de un tipo de pasto que es un híbrido entre el Mileto y el Elefante", adelantó Cabral. A su vez, remarcó que ejecutan diversas medidas para apoyar a los pequeños productores.

En tanto destacó que, a través del plan provincial, buscan diversificar la producción, con plantaciones de paltas.