Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/3956
CONFLICTO GREMIAL | CRISIS DE LIDERAZGO

Crece la tensión interna en la UTA y se quebró la relación con los choferes

Tras el paro no avalado por la mesa directiva, trabajadores autoconvocados adelantaron que pedirán la intervención del sindicato.

Asamblea. En la zona del puerto y sin aval del sindicato, choferes suspendieron el servicio por reclamos salariales.Crédito: Chiara Conti

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Corrientes tuvo en los últimos años varios vaivenes que fueron evidenciados por internas, que en muchos casos terminaron repercutiendo en el servicio de transporte urbano de la ciudad. Pero, a diferencia de situaciones anteriores, esta vez la relación entre los choferes y la mesa directiva del sindicato parece haberse quebrado por completo. 

La última medida de fuerza, aun con la conciliación obligatoria vigente, dejó al descubierto estas diferencias que parecen irreconciliables. Uno de los referentes de los choferes de la empresa ERSA, Mariano Zacarías, expresó que “la conducción del sindicato no nos representa, no responde a los trabajadores”.

Pero la situación no queda solo en un simple malestar, ya que desde un grupo de colectiveros autoconvocados adelantaron que pedirán formalmente la intervención del sindicato, que arrastra varios momentos de tensión interna en los últimos años y la disputa por el liderazgo que recrudeció tras el fallecimiento del exsecretario general Rubén Suárez. 

 

"La conducción del sindicato no nos 
representa; vamos a pedir la intervención”

MARIANO ZACARÍAS
COLECTIVERO DE LA EMPRESA ERSA

 

Tanto es así que hubo varios intentos de oposición de sectores que luego terminaron sumándose al que conducía el sindicato de colectiveros de Corrientes.

La división es tal que, tras el paro considerado ilegal y el despido de algunos trabajadores, fueron los autoconvocados los que decidieron nuevamente suspender el servicio exigiendo la reincorporación. 

El objetivo se cumplió y los coches volvieron a circular, pero la situación de la UTA está lejos de mejorar o, al menos, normalizarse.

El secretario general Rubén Francia advirtió que “no vamos a avalar medidas fuera de la ley, porque después no tenemos posibilidad de defender a los compañeros”. 

Por su parte, un grupo nutrido de trabajadores sostiene la idea de remover a la mesa directiva actual. En medio del conflicto, las empresas argumentan estar en crisis y, en varias ocasiones ya, pagaron solo el 50 % del sueldo, completando la deuda fuera de las fechas establecidas.

Temas en esta nota

TRANSPORTE