Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.republicadecorrientes.com/a/4411
TRANSPORTE | CRISIS E INCERTIDUMBRE

Colectiveros no acataron el paro de la UTA y crece la interna con el gremio

A pesar del anuncio, el servicio ayer fue normal. Hubo asambleas y siguen los cruces entre los choferes y la conducción del sindicato.

Crédito: República de Corrientes

Se vivió ayer un nuevo capítulo en la interna existente en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Corrientes y entre los trabajadores y el sindicato. Las diferencias se hicieron más visibles luego de que los colectiveros decidieran no realizar la medida de fuerza que había sido anunciada por el gremio por reclamos salariales. 

De esta manera, a pesar del paro anunciado desde el primer servicio del día, los colectivos urbanos capitalinos circularon con normalidad durante toda la jornada. Una situación similar se dio en la última medida de fuerza, que fue llevada adelante solo por los colectiveros autoconvocados,a  pesar de no estar avalada por el sindicato. 

Así, a pesar de que el esquema de emergencia por la pandemia sigue vigente, con frecuencias reducidas, las unidades de todos los ramales recorrieron ayer la ciudad, ante la confusión de los usuarios. 

Desde el sector de los trabajadores expresaron que “el gremio nos dio la espalda”, y uno de ellos aseveró que “gracias a la unión de los autoconvocados, se logró sacar la mitad del sueldo”.

Aunque la medida no se llevó a cabo, los choferes programaron asambleas para después del mediodía, tras lo cual decidieron continuar trabajando de manera normal. Por ello, los usuarios de la ciudad no se vieron afectados, más allá de la falta de información y la confusión generada, sobre todo en el inicio de la jornada. 

Los choferes reiteraron ayer que no se sienten representados por el gremio, y la situación parece ser cada vez más tensa. Tanto es así que en el último conflicto habían advertido que iban a solicitar la intervención del sindicato, que hoy carece de poder.

Si bien la interna no es nueva, lo cierto es que se profundizó tras el fallecimiento de Rubén Suárez, quien estaba al frente de la UTA Corrientes y que -más allá de algunos vaivenes- supo mantener aglutinados a los trabajadores, desactivando algunos intentos de quiebre dentro de la organización en conflictos salariales anteriores. 

En cuanto al reclamo propiamente dicho, si bien el paro no se activó ayer, la inestabilidad del servicio se mantiene y las decisiones se toman prácticamente día a día. Es que, más allá del salario de octubre, existe una negociación abierta a nivel nacional por la paritaria de este año.

Sin acuerdo, hubo varias conciliaciones convocadas por el Estado, estirando la instancia de diálogo que fue poco fructífera entre los trabajadores y las empresas. 

Las firmas de transporte, por su parte, argumentan una crisis económica difícil de sostener, explicando de esa manera los reiterados incumplimientos  salariales. En este contexto, reclaman a la Nación un cambio en el esquema de subsidios, ya que advierten una marcada desigualdad respecto del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Asimismo, señalaron que con la situación actual, el boleto debería costar $ 100, por lo que seguramente pedirán un nuevo incremento.

Temas en esta nota

TRANSPORTE